Inicioprimera páginaSomos la Revuelta

Somos la Revuelta

por Luna Follegati. Chile, un país cuyo nombre hoy se forja nuevamente. Que nace de las incandescencias de un pueblo que clama por la necesidad de erigir los pilares que cimentarán nuestro camino democrático, bajo nuestros propios signos, principios y fundamentos que constituyen la base de esta nueva República. Ese es el Chile que hoy inauguramos.

Democracia que hoy se hace carne y fundamento, sistema y realidad, práctica y teoría. Que hoy, luego de treinta años, cumple la promesa hacia un pueblo que clamó por su exigencia. Hoy somos nosotres quiénes construimos nuestro destino. Somos todes quiénes forjamos las letras que componen esta prosa, somos quiénes nos han quitado la voz, la palabra y los ojos. Hoy somos artífices de nuestra ley, somos contenido y sangre de un Chile que por fin se hará nuestro.

Un país que volvió a la dignidad, resurgiendo de las cenizas neoliberales a las cuales no retornaremos. Hoy somos esperanza, somos comunidad y revuelta. Hoy somos todos y nadie a la vez. Hoy volvemos como marea social, nos atrincheramos en las calles apropiándonos de lo que históricamente nos han despojado. Convertimos la vida en dignidad, y la promesa en fundamento. Somos historia y memoria, somos nuestro pasado que se articuló para la exigencia de derechos. Somos viejos y nuevos a la vez: luchadoras, inmigrantes, trabajadores, pueblos y naciones que en conjunto componen esta tierra. Somos hijos de les exterminades, desaparecides y ejecutades. Somos justicia y libertad.

Un país que surge bajo el calor de una revuelta que resignifica su nombre. Chile, tierra de pueblos diversos, de soberanías distintas que hoy, en conjunto, han construido un nuevo horizonte que se volvió necesidad al alzar la voz en la pluralidad que hoy nos convoca. Somos mujeres que construiremos un nuevo futuro, exento de injusticias, precariedad y desigualdad. Somos jóvenes y abuelas, madres, hermanas y compañeras que derribaremos el pacto patriarcal que anidó, en su reproducción, las bases de la exclusión. Somos aquellas que no permitiremos más exploración ni exclusión. Mas violencia por el cuerpo en el que habitamos, por ser como somos. Por primera vez construiremos una democracia feminista, desde los territorios, desde la casa y la calle forjaremos una comunidad de igualdad, lucharemos por nuestras vidas dignas hasta que se haga costumbre.

Territorio fértil el que nos cobija. Tierra amable la que nos alimenta y protegemos en armonía y respeto. Que cuidamos y convivimos. Donde articulamos en sintonía la construcción de una nueva comunidad, ese nuevo Chile que nace también para respetar nuestro entorno, nuestro aire, agua, montañas, ríos, lagos y esa larga franja que nos caracteriza. Somos aquellas que fundaremos nuevas formas de comprender la economía y producción. Somos quiénes nacemos por un Chile que se base en el respeto y la protección de lo que es de todos y es nuestro.

Un Chile que se administra desde un Estado plural y plurinacional. Un Estado que por fin dejará las migajas de la subsidiariedad para hacerse cargo de nuestros derechos. Estado por y para el pueblo, por y desde nosotras que hoy se vuelve fundamento y palabra. Hoy, restituimos nuestra memoria de lucha y paz, para construir en conjunto esta nueva voz de libertad, escrita al calor de la revuelta, de la democracia y la dignidad.

Luna Follegati Montenegro, filósofa feminista

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

más leidos

Antes de escribir, leer.

Constitución Culebra

Todos nosotros

El Poto sucio

Error decoding the Instagram API json