Site icon La Última Línea

LOTTY ROSENFELD

HOMENAJE A lOTTY
VIDEO SOBRE FACHADA CÉNTRICA POR DELIGHT LAB

Es bueno que los chilenos sepan quien es la artista que hoy detiene su marcha y emprende el vuelo. Que sepan en medio de qué inmensa obra viven. La libertad con la que nos manejamos hoy con los signos se debe en buena medida a los lazos que ella estableció entre la calle y el arte, entre movilizarse y moverse entre signos.

Su obra va a aparecer en estos días como el despliegue de las imágenes en las que se movilizan las mujeres y los marginados en Chile y en el mundo. Ella es la fuente del NO +, que se ha agitado  enarbolando banderas de todos los colores en la Plaza de la Dignidad. Ella fue la articuladora del Colectivo de Acciones de Arte y de una parte importante de la resistencia a la dictadura desde el arte. Su obra más conocida, Una milla de cruces sobre el pavimento, recorrió el mundo entero. Marcó las calles en todos los continentes. Viajó durante cuarenta años desde su primer acto en la avenida Manquehue en Santiago, hasta su último proyecto, que consistía en hacer una cruz de dimensiones cósmicas en el estrecho del Bosforo, usando barcos, puentes y satélites.  

Pasar, sobrepasar, andar y proyectar imágenes en fachadas de arquitectura connotada; repasar y hacerlas vibrar con la luz y con una sonoridad que les queda adheridas en sus muros; pasar y marcar cada sitio con signos y ruidos que la impregnan y cambian   su modo de ser durante un instante. La obra de Lotty Rosenfeld conjuga intensidades que borran los encierros de lo privado y hacen de lo público un espacio abierto para cada uno.

Exit mobile version