Inicio imágenes de chile LOS CAMINOS DE LA DEMOCRACIA SON DIFÍCILES

LOS CAMINOS DE LA DEMOCRACIA SON DIFÍCILES

Hervé Fischer, Montréal, juin 2020

«  Les chemins de la démocratie sont parfois difficiles », acrylique sur toile, 92x92cm, 2018
-2-Finis la “normalité” catastrophique convenue et le caprice du “n’importe quoi en art”. Il faut donner un sens à l’art. Il faut donner un art au sens. De la crise émerge l’obligation et la responsabilité d’un art philosophique interrogatif et éthique. Une éthique planétaire hyperhumaniste respectant la nature et l’homme. 
Sono finiti la catastrofica “normalità” concordata e il capriccio di “tutto è arte”. Diamo un senso all’arte. Diamo un’arte al senso. Dalla crisi emerge l’obbligo e la responsabilità di un’arte filosofica, interrogativa ed etica. Un’etica planetaria iperumanistica che rispetta la natura e l’uomo.
Gone are the agreed catastrophic “normality” and the caprice of “anything is art”. Let’s give a sense to art. Let’s give an art to sense. From the crisis emerges the obligation and the responsibility of a philosophical, questioning and ethical art. A hyperhumanistic planetary ethic respecting nature and man. 
Vorbei sind die vereinbarte katastrophale “Normalität” und die Launenhaftigkeit des “Alles ist Kunst”. Sie bringt uns dazu, der Kunst einen Sinn zu geben, dem Sinn eine Kunst zu geben. Aus der Krise erwächst die Verpflichtung und die Verantwortung einer philosophischen, fragenden und ethischen Kunst. Eine hyperhumanistische planetarische Ethik, die Natur und Mensch respektiert.
Desapareceu a “normalidade” catastrófica acordada e o capricho del “qualquer coisa é arte”. Faz a arte dar sentido, al sentido dar um arte. Da crise emerge a obrigação e a responsabilidade de uma arte filosófica, questionadora e ética. Uma ética planetária hiperhumanista que respeita a natureza e o homem.
Ya no existe la catastrófica “normalidad” acordada y el capricho del “todo es arte”. Hay que dar un sentido al arte. Hay que dar un arte al sentido. De la crisis surge la obligación y la responsabilidad de un arte filosófico, cuestionador y ético. Una ética planetaria hiperhumanista que respeta la naturaleza y el hombre.

Hervé Fischer, Montréal, juin 2020

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

más leidos

Antes de escribir, leer.

DANIELA CATRILEO, wirife/ escritora mapuche. Olernos, saborearnos, tocarnos. Pasar las manos sobre las tramas de un witral, enredarnos, leer los signos que deja el hilado. Tejer y leer en otras lenguas. Ser wirin, línea, estría. Desear otras lenguas hasta que la mixtura sea un puente y no cuota-paternalismo-asistencialismo. Leer mapuche y no terrorista. Leer las líneas de la tierra en el arado, las siembras, leer las nervaduras del lawen. Leer como animales, leer como bosque. Leer como quien traduce o compone nuevas escrituras.

Constitución Culebra

Que se escriba en gestos de señas, en lenguaje braille. Que todas y todos puedan comprenderla. Que se redacte con faltas de ortografía, en coa, con chilenismos y garabatos si es necesario. Una Constitución disléxica, tartamuda, que hable por todas las voces.

Nacemos deseantes

Alejandra Costamagna. Tenemos derecho a no sobrar ni estar de más en el país en que vivimos. Tenemos derecho a la rabia, tenemos derecho a despertar, tenemos derecho a vestir nuestras estatuas con la ropa del presente, tenemos derecho a bailar en la plaza pública.

Todos nosotros

Pablo Azócar, escritor. La pandemia en curso es tan devastadora como una guerra, y en la guerra –es sabido- se revisan todas las relaciones y los contratos preexistentes. Una crisis humanitaria de esta magnitud obliga a retomar de inmediato la idea de un estado fuerte, contundente, que conduzca al salvataje, que ponga la cara en medio de la zozobra.