libros chilenos

Una declaración inicial  

8 de diciembre 2019  (sobre el sitio y lo que nos proponemos).

Los que caben y los que no están invitados.

Aquí hay lugar para los que buscan la unidad de los chilenos a través de la participación popular en la política. Aquí no son bienvenidos ni los golpistas, ni los elitistas intransigentes. Los autómatas, las máquinas de cálculo y la inercia, son los que nos han traído hasta este punto. Rompimos con esos condicionamientos y estamos construyendo un sistema político abierto a la invención de nuevas libertades y nuevas participaciones. Estamos obligados a desconfiar de las instituciones que sustentan los abusos. La condicionalidad funciona en el presente y hacia adelante. La probabilidad de que la cocinería sea desleal con la gente es grande. Aquí estamos disminuyendo algunos privilegios y exclusiones políticas que las actuales autoridades se han adjudicado.

Los que se oponen a ampliar los accesos de la gente a la política no se van a encontrar a gusto aquí. Los que crean que este es un debate limitado a la oratoria y a la escritura, van a encontrar lugares más académicos que este. Los que quieran objetividad y neutralidad se van a desalentar pronto. Los que crean que la movilización en las calles autoriza el vandalismo van a ser emplazados a subordinarse a la gente que marcha en paz.

La búsqueda emprendida necesita escrituras cercanas a la literatura y a la poesía. Para la teoría e incluso para la historia es difícil pasar incólumes por el acontecimiento. Nuestro argumento son números nuevos; escrituras personales y colectivas marchando para encontrarse con otras en un mismo viaje hacia destinos  La policía, la barricada y la autodefensa son instrumentos de la movilización que no debe estar sometida a ellos.

Un lugar de activación política

laultimalinea.cl no es solo un sitio web sino un lugar de activación, en las redes y en las calles, de ideas, recursos y propuestas movilizadoras emanadas de los grupos sociales y que afectan al movimiento democrático en su conjunto. La expansión de la democracia es lo que une y articula a los distintos mundos populares que convergen en las movilizaciones de estos meses.

Cada sección debe tener su introducción, explicación, llamado. Cada una debe dar cuenta de lo que esta pasando, recogerlo, hacerlo circular, someterlo a debate.

Lo que el sitio web se propone es participar de las movilizaciones de los chilenos para avanzar en sus derechos, desarmar los mecanismos de abuso del Estado y conseguir una ampliación de la democracia y de los accesos de la gente a la política.

Todos los que hemos querido participar lo hacemos para entregar lo mejor que podamos en este tránsito de Chile hacia su porvenir. Algunos de nosotros tenemos opiniones distintas sobre las prioridades y sobre los límites en los que nos movemos. Tenemos un cierto acuerdo en que las manifestaciones deben mantenerse, en las calles y en la circulación de propuestas. Esta nunca ha sido una batalla entre buenas y malas ideas; se trata de una batalla de fuerzas emergentes contra fuerzas instaladas indolentes. Las ideas, las imágenes y los proyectos juegan un enorme papel en el enfoque de la fuerza que la gente ha puesto en marcha.

A ninguno nos gusta la violencia. Unos pensamos que la responsabilidad completa por la violencia la tiene la autoridad y su manejo taimado e inepto de la policía. Sorprende no saber quiénes quemaron el Metro y porqué la policía se retiró para permitirlo. La política de confrontación empleada por el Gobierno, su voluntad castigadora, su insistencia en asimilar la seguridad ciudadana al incremento de la violencia policial; toda esa política debe ser rebatida y vigilada atentamente por la comunidad. Algunos opinan que nosotros mismos debemos quitarle el piso a los vándalos. Ambas posibilidades están legítimamente presentes entre nosotros y pueden reflejarse en el sitio.

Algunos entre nosotros estamos golpeados por la violencia policial y nos vemos en medio de algo que no sabemos si es un salto en paracaídas o una caída libre. Vemos hacia atrás con los ojos angelicales de los que no pueden contemplar el pasado. A veces confundimos la neblina con la historia. Percibimos atisbos de algo bello y mayormente fragmentos que se nos adelantan o que bullen alrededor nuestro. Caminamos barriendo el polvo de las calles y ahora nos toca participar en la forma que condense las energías levantadas en tantas avenidas y plazas.

El propósito de laultimalinea, es preservar, ampliar y concretar la apertura que se ha dado la gente a la política. Trabajaremos en un modelo editorial ambicioso y que obedece a las manifestaciones expresadas por la gente en estos días…

La primera línea abre y la última línea cierra. Pero las apariencias engañan. La última línea cierra su pasado y abre a lo que viene. La primera está sumergida en la adrenalina, en los gases y se abre paso hasta el próximo cierre en el que consume y abandona su energía.

No podemos permanecer ensimismados. Lo que la gente ha ganado no se ha concretado. Cada día aparecen recovecos, lomos de toro y desvíos. La amenaza de la cesantía y los pequeñísimos ajustes técnicos que hay que hacer a los acuerdos, muestran la fragilidad delos avances. Todo pende de un hilo y nosotros parecemos espectadores de la cocinería. Es necesario activar todo tipo de ideas y acciones que abran este presente suspendido, en todas direcciones de lo que viene y está todavía vacío. 

..

Este es el momento de los ignorantes. Ellos van a poder adquirir conocimientos menos empañados de lo nuevo. Ellos van a formar ese conocimiento que va a permanecer como nuevo. Este es el momento de todos esos jóvenes que se han educado por su cuenta, al margen de prohibiciones y de lo que les mezquina la educación formal.

Nuestro papel es apoyar un movimiento que no nos pertenece como protagonistas, no sabemos exactamente hacia donde está lanzado, pero en el cual, como todos, tenemos aportes e incidencias que hacer valer. 

Esta es una página destinada a servir a la ampliación de la democracia y a las demandas sociales. El gran logro de las movilizaciones ha sido imponer la presencia de la gente en nuevas formas de hacer política; esa irrupción popular se debe confirmar en mecanismos plebiscitarios que le permitan tener iniciativa legal y autoridad sobre las autoridades. Las demandas deben ser enfocadas no a montos sino además a inventar mecanismos controlables por la gente para definir salarios, controlar monopolios, convertirse en actores económicos y políticos.

Esta será una página puente para los jóvenes. Una restitución de los viejos, una incorporación de los informales y una apertura a protagonismos diversos y democráticos.

A los que están dolidos

Lo que ha pasado en Chile está todavía andando. Hay fuerzas importantes –incluida la torpeza de los que queremos un cambio- trabajando para descarrilar las cosas y volver a ‘la normalidad’ a cambio de una buena propina. Sería una pena. Pero la alternativa de militarizar al país es insoportable. Contemplen sus ideas liberales contra el fondo de su deseo militar y les aseguro que se van a asustar. Convertir a los militares en policía, es peor que convertirlos en guarda parques o en patrulla de fronteras. Esa es una invitación a la violencia. Acuérdense que para que una policía o una ley funcione, debe haber amistad cívica y autoridad legítima. Amistad y legitimidad han pasado a encarnarse. Incluso la mala fe se ha encarnado. Qué privilegio asistir a una época en que las palabras son recuperadas para las relaciones sociales y para hacer sentido en ellas.

Aunque solo fuera por ver como el lenguaje se forma, deformándose en el baile de lo que existe, deberíamos agradecer a este momento histórico.

También pueden refugiarse en la responsabilidad de la representación tal como la argumentan los Senadores de la oposición. Esa noción de responder al pueblo, pero solo en cuanto votantes y cada cierto tiempo, es lo que les da el ánimo de traficantes con el que han enfrentado este acontecimiento.

Muchos que han estado ligados a la función pública o a la Concertación se sienten cuestionados en sus propias trayectorias vitales y profesionales. En esta clase, hay heridos y ofuscados que están en proceso de un duelo que deben pasar para reformatear sus egos y contribuir en lo que viene. La mirada a la que los invitamos es a entender que estamos cambiando de fase histórica. Lo que se abre ahora es una consideración de esos todos y cada uno que han sido maltratados desde los años setenta. Quiero decir menospreciados, dejados de lado, asfixiados en una representación usurpadora. La gente que derrotó a Pinochet le entregó un mandato en blanco a la Concertación. Más que temor a los militares fue un acto de agradecimiento y de desprendimiento popular al que nuestros representantes se acostumbraron, en el que se acomodaron hasta confundirse en la fantasía elitista de las oligarquías da acá y de todos los tiempos. Todos los que quieran participar aquí son bienvenidos si aceptan dejar de lado su queja personal, sus reclamos de tazón y en cambio se vuelcan a trabajar por un acercamiento de la gente a la política y una democracia ampliada. Todos son bienvenidos a la democracia.

Los que tengan rabias, deseos insatisfechos de reconocimiento y ganas de soltar el insulto, los que no encuentran problemas en el golpismo y aceptan el Estado Policial como un sueño o un mal menor, seguro encontrarán otros lugares en los que expresarse en compañías más afines. Los que no entienden la relación entre la gente y el pueblo, entre la ciudadanía y el pueblo, entre el pueblo, las instituciones y su historia; los que creen que deben trabajar para la restauración de una distancia prudente con la gente, les deseo mala suerte. Los que todavía no entiendan la relación entre democracia y economías abiertas; entre economía, democracia y orden Constitucional pueden meditar frente a al muro negro de sus estereotipos. Ojala nos encontraremos pronto o más adelante. 

Un abrazo sincero,

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

más leidos

Antes de escribir, leer.

Constitución Culebra

Todos nosotros

El Poto sucio

Error decoding the Instagram API json