Iniciola última líneaLA MIRADA LARGA. La derecha que aprueba en el plebiscito.

LA MIRADA LARGA. La derecha que aprueba en el plebiscito.

Francisco Covarrubias y Álvaro Fischer en El Mercurio (incluye comentario de fbd al final del artículo)

Intentar mantener el statu quo no es posible, y si lo fuera, evitaría los riesgos de corto plazo pero acentuaría los de largo. ¿Se puede conseguir estabilidad y progreso en una sociedad que ha manifestado con fuerza que quiere cambios? Incluso, en el hipotético caso que hoy ganara el Rechazo y sabiendo que las nuevas generaciones que apoyan los cambios se harán mayoritarias en la próxima década, ¿habremos solo pospuesto los riesgos que ahora creímos evitar?

Todo indica que ganará el Apruebo por un cómodo margen. Si ello ocurre, ¿qué futuro político tendrá el sector que apoyó el Rechazo? La mayor parte de la derecha se está enfrascando en una guerra testimonial en favor de esta opción, y deberá asumir por sí sola la probable derrota el 26-A. Y si bien la propuesta de “rechazar para reformar” parece sensata, es poco creíble tras décadas de haber dificultado esa discusión.

Por eso, para la mayor parte de Chile Vamos habría resultado más apropiado mirar constructivamente lo que viene. Una nueva Constitución, adecuadamente redactada, puede poner al país en la vanguardia de las tendencias globales. Para conseguirlo, el esfuerzo debe ponerse en la elección de constituyentes, para que estos, apoyados por la regla de los dos tercios, procuren defender principios democráticos y económicos básicos. Y, sobre todo, procuren elaborar una Constitución mínima, como las mejores del mundo —la inglesa ni siquiera está escrita—, una que permita que sea la deliberación política la que decida las particularidades de las políticas públicas en cada caso.

Es un riesgo calculado para un futuro posible.     

Comentario fbd

Es necesario que todo cambie para que algunas cosas permanezcan / es necesario que algunas cosas permanezcan para que todo cambie.

La derecha que se la juega por el Apruebo en el próximo plebiscito, debe ser reconocida por la mezcla de astucia -necesaria para acompañar las tendencias fuertes de la historia- y de valentía desplegada para levantar una disidencia en su sector.  La derecha optó mayoritariamente por la seguridad de lo conocido (una identidad que busca reconstruirse desde la continuidad con la dictadura) y por una táctica política probada, que le ha permitido sobrevivir a la dictadura y a la democracia postergando para siempre las demandas cualitativas de la gente.

Para nosotros, los que venimos de la izquierda, tampoco es sencillo reconocerlos y distinguirlos entre los restos de las viejas batallas. Más aun cuando sabemos que lo más probable es que pasado el plebiscito ellos retornen a su trinchera. Es lo que deben hacer por el bien común; liderar a su sector hacia el gusto por la democracia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

más leidos

Antes de escribir, leer.

Constitución Culebra

Todos nosotros

Nacemos deseantes

Error decoding the Instagram API json