Inicio portada en blanco

portada en blanco

Camino a la Convención Constitucional

Camila Vallejos, Maya Fernández, Catalina Pérez. Urge comprender que, en el marco de crisis de la democracia representativa, la profunda y constante organización popular debe emprender un camino de radicalización democrática que ofrezca caminos a la participación ciudadana en términos de no solo acceso a la información (la propuesta de sesiones secretas que hemos escuchado por sectores oficialistas parece injustificable), sino también mecanismos de colaboración y control ciudadano durante todo el desarrollo de la Convención. El diseño de participación ciudadana ejecutado durante el proceso impulsado por la expresidenta Bachelet debe ser un piso

CAMBIO CONSTITUCIONAL EN CHILE

ROBERTO GARGARELLA, constitucionalista. La sociedad civil chilena muestra en este momento una lucidez y un compromiso constitucional excepcionales. Sin embargo, ello se da en un contexto político e institucional agobiante, caracterizado por una dirigencia político-económica regresiva, conservadora, indispuesta a cambiar y que –esto es lo peor de todo– ni siquiera advierte la naturaleza y dimensión de la crisis que enfrenta. Espero que, contra lo que dice la historia y contra las «tenazas» impuestas por las viejas reglas (el «viejo traje constitucional»), la ciudadanía se mantenga de pie y firme, como lo está hoy, y logre que se tomen en serio sus decentes, sensatos, razonables y a la vez radicales reclamos democráticos.

SOBRE LO QUE VIENE

FERNANDO ATRIA, Presidente Fuerza Común. Quienes defendieron la Constitución de 1980 deberán entender que ella ya es historia, y que a todos nos conviene que el proceso constituyente sea exitoso. Esto supone un reglamento orientado a facilitar ese éxito, no a bloquearlo; una Convención que se muestre abierta y receptiva a la discusión constituyente que estará entonces ocurriendo en la sociedad; y en general, una nueva Constitución que dé realidad en la experiencia de los ciudadanos a la idea democrática de que el poder viene del pueblo.

Chile y Bolivia entre dos normalizaciones

SLAVOJ ZIZEC. Entonces, volviendo a mi broma obscena, deben tratar a sus oponentes exactamente como deben ser tratados los idiotas sexuales, deben decirles: no, comenzamos un proceso largo y alegre donde no hay una conclusión rápida, entraremos y saldremos lentamente, entrando y saliendo, ¡hasta el momento en que el pueblo chileno esté plenamente satisfecho!

RECITADO POR EL APRUEBO EL 25 DE OCTUBRE

FERNANDO BALCELLS. ¡Que vibre el pavimento y que tiemblen las rodillas en el gozo de la marcha! ¡Que se levanten los enfermos y se den vuelta en su tumba los muertos! Que ningún espíritu se quede quieto, que se abran los cielos y que nos acompañen los desaparecidos, los hijos de los que hemos perdido, sus nietos y sus tíos, en una reunión de los amores de todos los tiempos.

Camino a la Convención Constitucional

Camila Vallejos, Maya Fernández, Catalina Pérez. Urge comprender que, en el marco de crisis de la democracia representativa, la profunda y constante organización popular debe emprender un camino de radicalización democrática que ofrezca caminos a la participación ciudadana en términos de no solo acceso a la información (la propuesta de sesiones secretas que hemos escuchado por sectores oficialistas parece injustificable), sino también mecanismos de colaboración y control ciudadano durante todo el desarrollo de la Convención. El diseño de participación ciudadana ejecutado durante el proceso impulsado por la expresidenta Bachelet debe ser un piso

CAMBIO CONSTITUCIONAL EN CHILE

ROBERTO GARGARELLA, constitucionalista. La sociedad civil chilena muestra en este momento una lucidez y un compromiso constitucional excepcionales. Sin embargo, ello se da en un contexto político e institucional agobiante, caracterizado por una dirigencia político-económica regresiva, conservadora, indispuesta a cambiar y que –esto es lo peor de todo– ni siquiera advierte la naturaleza y dimensión de la crisis que enfrenta. Espero que, contra lo que dice la historia y contra las «tenazas» impuestas por las viejas reglas (el «viejo traje constitucional»), la ciudadanía se mantenga de pie y firme, como lo está hoy, y logre que se tomen en serio sus decentes, sensatos, razonables y a la vez radicales reclamos democráticos.

SOBRE LO QUE VIENE

FERNANDO ATRIA, Presidente Fuerza Común. Quienes defendieron la Constitución de 1980 deberán entender que ella ya es historia, y que a todos nos conviene que el proceso constituyente sea exitoso. Esto supone un reglamento orientado a facilitar ese éxito, no a bloquearlo; una Convención que se muestre abierta y receptiva a la discusión constituyente que estará entonces ocurriendo en la sociedad; y en general, una nueva Constitución que dé realidad en la experiencia de los ciudadanos a la idea democrática de que el poder viene del pueblo.

Chile y Bolivia entre dos normalizaciones

SLAVOJ ZIZEC. Entonces, volviendo a mi broma obscena, deben tratar a sus oponentes exactamente como deben ser tratados los idiotas sexuales, deben decirles: no, comenzamos un proceso largo y alegre donde no hay una conclusión rápida, entraremos y saldremos lentamente, entrando y saliendo, ¡hasta el momento en que el pueblo chileno esté plenamente satisfecho!

RECITADO POR EL APRUEBO EL 25 DE OCTUBRE

FERNANDO BALCELLS. ¡Que vibre el pavimento y que tiemblen las rodillas en el gozo de la marcha! ¡Que se levanten los enfermos y se den vuelta en su tumba los muertos! Que ningún espíritu se quede quieto, que se abran los cielos y que nos acompañen los desaparecidos, los hijos de los que hemos perdido, sus nietos y sus tíos, en una reunión de los amores de todos los tiempos.