Camino a la Convención Constitucional

Camila Vallejos, Maya Fernández, Catalina Pérez. Urge comprender que, en el marco de crisis de la democracia representativa, la profunda y constante organización popular debe emprender un camino de radicalización democrática que ofrezca caminos a la participación ciudadana en términos de no solo acceso a la información (la propuesta de sesiones secretas que hemos escuchado por sectores oficialistas parece injustificable), sino también mecanismos de colaboración y control ciudadano durante todo el desarrollo de la Convención. El diseño de participación ciudadana ejecutado durante el proceso impulsado por la expresidenta Bachelet debe ser un piso

CAMBIO CONSTITUCIONAL EN CHILE

ROBERTO GARGARELLA, constitucionalista. La sociedad civil chilena muestra en este momento una lucidez y un compromiso constitucional excepcionales. Sin embargo, ello se da en un contexto político e institucional agobiante, caracterizado por una dirigencia político-económica regresiva, conservadora, indispuesta a cambiar y que –esto es lo peor de todo– ni siquiera advierte la naturaleza y dimensión de la crisis que enfrenta. Espero que, contra lo que dice la historia y contra las «tenazas» impuestas por las viejas reglas (el «viejo traje constitucional»), la ciudadanía se mantenga de pie y firme, como lo está hoy, y logre que se tomen en serio sus decentes, sensatos, razonables y a la vez radicales reclamos democráticos.

SOBRE LO QUE VIENE

FERNANDO ATRIA, Presidente Fuerza Común. Quienes defendieron la Constitución de 1980 deberán entender que ella ya es historia, y que a todos nos conviene que el proceso constituyente sea exitoso. Esto supone un reglamento orientado a facilitar ese éxito, no a bloquearlo; una Convención que se muestre abierta y receptiva a la discusión constituyente que estará entonces ocurriendo en la sociedad; y en general, una nueva Constitución que dé realidad en la experiencia de los ciudadanos a la idea democrática de que el poder viene del pueblo.

Chile y Bolivia entre dos normalizaciones

SLAVOJ ZIZEC. Entonces, volviendo a mi broma obscena, deben tratar a sus oponentes exactamente como deben ser tratados los idiotas sexuales, deben decirles: no, comenzamos un proceso largo y alegre donde no hay una conclusión rápida, entraremos y saldremos lentamente, entrando y saliendo, ¡hasta el momento en que el pueblo chileno esté plenamente satisfecho!

RECITADO POR EL APRUEBO EL 25 DE OCTUBRE

FERNANDO BALCELLS. ¡Que vibre el pavimento y que tiemblen las rodillas en el gozo de la marcha! ¡Que se levanten los enfermos y se den vuelta en su tumba los muertos! Que ningún espíritu se quede quieto, que se abran los cielos y que nos acompañen los desaparecidos, los hijos de los que hemos perdido, sus nietos y sus tíos, en una reunión de los amores de todos los tiempos.

LA ILEGITIMIDAD DE LA CONSTITUCIÓN NO SE LIMITA A SU ORIGEN

ALEJANDRO CORVALÁN y FRANCISCO SOTO. La Constitución de 1980 es Ilegítima de origen, pero también de ejercicio. La Constitución lleva vigente solo cuarenta años, y en los últimos treinta ya acumula reformas en 55 leyes, las que contienen más de 300 modificaciones. Estas cifras muestras la disfuncionalidad de nuestra actual Constitución.

La barbarie y el corte de los servicios básicos

FERNANDO BALCELLS, Lo que hace esta ley es prohibir, temporalmente, un instrumento bárbaro de cobranza. La ley aprobada está acotada a un máximo de seis meses y beneficiará a los hogares más vulnerables. Se trata de una muy buena ley de circunstancia, que merece un par de observaciones para que se considere volverla una ley permanente.

La superación del trauma

VIRGINIA BARBER. La pandemia aumentará el número de personas que sufran este trastorno, que no afectará a todos por igual. Los más expuestos al hecho traumático, quienes tengan patologías previas y un nivel socioeconómico bajo serán los más afectados. Por eso, para afrontar el impacto psicológico de esta crisis es indispensable que identifiquemos a los más vulnerables y les demos los apoyos necesarios

Volver al sueño de la tribu

GABRIELA WIENER. La cuarentena solo ha sido la extensión de esa habitación del pánico, de esa estructura llamada familia que te encierra con maltratadores. Convierte tu casa en teleoficina, el núcleo desde el que seguir siendo todo lo productivos que nos quiere el sistema y pedir pizza a un migrante explotado. O te elimina de las calles y de las luchas, que son otras formas de hermanarnos más allá del parentesco.

A R D E

UNA INVITACIÓN A ESCRIBIR UN GRAN TEXTO COLECTIVO POR EL APRUEBO

APRUEBO

SUELTA EL AGUA

EXIGE AGUA PARA CADA RINCÓN DE CHILE

Campos magnéticos

Si nacimos en el llanto la risa la aprendemos.

Tan diferente esa manera

Macarena García Moggia, Una pasión política derramándose enumerada: eso es lo que usted leerá. Acuerdos mínimos que pretenden el máximo. Que no renunciarán al máximo. Lo que leeremos dentro de poco son las nuevas reglas que nos daremos para no olvidar, nunca más, la desmesura hermosa de la palabra pueblo.

Una Constitución Despierta

Ana María Del Río, escritora. Marcho, escucho el clamor de Chile marchando, de Chile despierto, sacándose la mugre por plantar este ideal, una nueva Constitución y entonces, siento el pulso maravilloso de este 2020 que puede ser el año del cambio. Sé que sueño demasiado, es cierto. Pero sé también que no puedo, ni debo, ni quiero dejar de soñar.

En la medida de lo imposible

Pablo Azocar, escritor. Una Constitución que huya de los leguleyos y de los guardianes de tanta norma y tanto inciso y tanta letra chica

DESEAR CON OTROS.

Soledad Fariña,, poeta. Desear con otros.